¡Hola!, soy Karlota, Bienvenidos a mi blog. Suelo subir muchas recetas de cocina, aunque tengo muchos otros hobbys: me gusta coleccionar miniaturas y realizar maquetas para mis muñecos, además, soy aficionada a la fotografía. Me gusta coser, dibujar y jugar a los videojuegos. No dudéis en comentar.
Me podéis encontrar en las redes sociales:
Blog:

viernes, 23 de noviembre de 2007

Vida y milagros de los Kressley II

Continúo desde donde lo dejé:

Meses después de que Aaron estuviera en coma, el rencor, la maldad y el odio se apoderan de Chrystian, quien, con la mente completamente envenenada por sus propios pensamientos, pierde el control y desata su ira contra Mildred y Ulrich. Intenta matar a Mildred, pero Ulrich lo detiene como buenamente puede, y acaba malherido. Chrystian, que está enajenado, empuja a Mildred por las escaleras y ésta muere. Ulrich se da cuenta de lo que éste ha hecho y trata de huir, pero sus heridas no se lo permiten. Chrystian se acerca hacia él… Ulrich ve su vida pasar ante sus ojos…

Realmente Mildred no ha muerto, sólo está inconsciente, pero Ulrich cree que está muerta. Chrystian coge a Ulrich del jersey, y se lo lleva a rastras.

Ulrich ve que va hacia el sótano del ala sur del castillo, la zona que Chrystian siempre quiso heredar. La razón de que Chrystian estubiera tan encaprichado con el sótano es muy sencilla: En el sótano hay un increíble laboratorio donde Rupert estudiaba y realizaba increíbles experimentos. Cuando estaba enfermo, buscaba una cura probándola en monos.

Chrystian coloca a Ulrich en una especie de mesa de operaciones y se ba a buscar algo en otra zona del laboratorio. Ulrich mira a su alrededor y ve unas cápsulas cilíndricas llenas de líquido en las que hay monos dormidos, sumergidos en ese líquido y conectados a cables. En la base de cada cápsula hay una chapa plateada, con siglas y números: T.A.T. 01, T.A.T. 02... probablemente sea una forma de nombrar a cada mono.



Ulrich estaba desconcertado, nunca había visto nada parecido. Chrystian regresa con un tubo de cristal en la mano.

- Voy a curar a mi hermano. - dice Chrystian con voz temblorosa.
- Con los monos no se pudo conseguir la vacuna, pero con un humano podré conseguirlo. - Chrystian saca una jeringuilla y pincha a Ulrich. Le saca un tubito de sangre.

- Con esto podré hacerlo. - Coloca la sangre dentro del tubo de cristal que llevaba en la mano. - Ahora sólo tengo que colocar éste tubo en la máquina para que haya una reacción calorífica lo suficiéntemente grande para que esto reaccione y se cree la vacuna.

- ¿Porqué no usas tu propia sangre? - Le dice Ulrich con voz débil.
- He estado usando la sangre de esos monos, y después usé la mía propia pero no sirvió, y entonces me di cuenta de la razón. Tu sangre es la única que sirve porque tu tienes la enfermedad, pero no la has desarrollado. Por eso, la única forma de salvar a Aaron es usar tu sangre.

- ¿Pero... cómo sabes que estoy enfermo...? - Ulrich no lo entendía

- Es sencillo, Rupert tomó muestras de todos los miembros de la familia, y elaboró un informe en el que figuraba esa información. Esa es la clave.

- Esta máquina - dice Chrystian señalando la mesa camilla donde está tumbado Ulrich - hace una reacción calorífica con este tubo de cristal, y actúa sobre el que está en la mesa. Si la cura está bien hecha tú te curarás, y por tanto podré curar a Aaron. Te voy a usar de sujeto experimental.

- ¿¿Y si me pasa algo?? - Ulrich tiene miedo de que Chrystian lo mate para probar su experimento.

- Si sale mal te morirás. - Chrystian mira a Ulrich con desprecio.

Chrystian coloca el tubo dentro de un saliente de la máquina, y coloca unos cables y artefactos alrededor de Ulrich, que queda encerrado en una especie de cápsula. Chrystian acciona el interruptor de la máquina. Comienza a cargarse de energía pero... algo va mal... se escucha una explosión: BOOOOOM!!!!

¿Qué le habrá pasado a Ulrich, se habrá muerto? - En el próximo episodio lo sabremos!

4 comentarios:

  1. UUUUUUUU!!!!!!!!! Qué miedo! Qué historia tan fuerte! Al principio, temí lo peor... pero en realidad... bueno, no es todo tan horrible como parece. Está muy guay, Karol, porque las razones de Chrys y todo se explican. Está muy bien.Pensé que todo iba a ser más horrible. Mola, muy bien pensado. ¡Por fin sabremos qué pasó! Ya tenía yo ganas... ^=^

    ResponderEliminar
  2. Qué guay!!! me gusta mucho la historia...NOOOOOO ULRICH NO PUEDE MORIRRRRR es inmortal...guaaaa, ulrich, cásate conmigo...jejeje....me ha gustado mucho el dibujín de los tatsukinos en botella (jejeje)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios. La historia llega a su punto más interesante. Contaré el resto de historia cuando llegue Ulrich, para darle más emoción (tendréis que esperar). Aún así, podéis seguir enterandoos de la historia por otro lado, contando la vida de Ami.

    ResponderEliminar