¡Hola!, soy Karlota, Bienvenidos a mi blog. Suelo subir muchas recetas de cocina, aunque tengo muchos otros hobbys: me gusta coleccionar miniaturas y realizar maquetas para mis muñecos, además, soy aficionada a la fotografía. Me gusta coser, dibujar y jugar a los videojuegos. No dudéis en comentar.
Me podéis encontrar en las redes sociales:
Blog:

sábado, 17 de septiembre de 2005

EL bosque de los 100 acres: Winnie y su desgracia

Estamos en el bosque de los 100 acres, y nuestro adorable amigo Winnie el bah (traduccion al español de Winnie the pooh) estaba sentado encima de un tronco hueco que estaba en medio de un claro del bosque rodeado de florecillas. La felicidad que existe en el bosque de los 100 acres no se puede comparar con la de ningun otro lugar del mundo; los pajarillos, los cerezos en flor, las amapolas, las mariposas... todo es felicidad en este precioso paraje.
Un buen dia, por razones desconocidas, los agradables habitantes del bosque se fueron marchando, poco a poco. Un dia se fue Conejo, al dia siguiente Búho y asi sucesivamente hasta que nuestro querido oso se quedó solo en el bosque.
Ahora vemos que está ahi, sentado solo, en su ahuecado tronco. Se lleva las manos a la cabeza y se golpea suavemente como si así fuese a pensar mejor. Pues eso es lo que está haciendo, pensar.
- Piensa, piensa, piensa... - Winnie no paraba de repetirlo mientras se frotaba la cabeza con las manos.

- Piensa, piensa, piensa... - Lo volvía a repetir, mientras se oian unos pasos que se acercaban hasta el tronco ahuecado.

Era Patry, que venia a ver que estaba haciendo nuestro reverenciado osito.

- ¿Que tanto piensas oso marron-ocre? - Le preguntó Patry con intranquilidad.

- Verás - Dijo Winnie con dificultad, ya que es un oso de fieltro - Poco a poco los habitantes del bosque de los 100 acres han ido abandonandolo, y yo me he despedido de ellos justo antes de que se fueran. El problema es... que solo quedo yo, y no se como despedirme de mi mismo. ¿Como puedo despedirme de mi mismo?

Patry miró al oso. El oso la miró a ella. Estuvieron un rato en silencio.

- Yo te despediré - Dijo Patry con enojo - ¡Traedme una escopeta!

Del cielo cayó una escopeta, Patry apuntó a Winnie y lo despidió.- Dedicado a Patry y a su pijama que fue engullido por la taza del water.

El trágico final de la higuera

Nuestra adorada higuera fue cortada el dia 13 de Septiembre a las dos de la tarde aproximadamente.
Era un soleado dia de verano, los jardineros estaban cortando todos los árboles que segun ellos molestaban. Lo que nadie imaginaría es que talarian la higuera, un precioso árbol que estaba en el borde de un pequeño precipicio y que no tenia ningún árbol mas alrededor. Yo preparé mis cosas y me fui a la playa. Me di un buen baño, el agua estaba bien y hacia suficiente calor como para no helarse al salir de ella. Estuve en la playa unas dos horas, normalmente me voy sobre las doce y media o la una. No recuerdo muy bien que hora era. Poco antes de las dos regresé y vi que a lo lejos faltaba algo... ¡Faltaba mi árbol!
Al principio no lo asimilé y comencé a caminar rápido para llegar al lugar donde anteriormente estaba la higuera lo antes posible. Al llegar arriba no habia ninguna duda, la higuera habia sido cortada. Las ramas mas gruesas estaban por el suelo troceadas, y habia higos por todas partes. Las ramas menos gruesas y con hojas, lo que sería la copa del árbol, estaba en el remolque de un tractor para ser transportada.
Higos por todo el suelo, serrin, hojas, trozos de higuera... muchas de las ramas eran conocidas, las que usabamos para subir, sentarnos, donde colgabamos cosas...
Cortar un arbol me parece algo terrible, sobre todo si se trata de un árbol al que se le tenia tanto cariño.
Siempre llevaré conmigo el recuerdo de la higuera y todo lo que se vivió en ella.
Karlota Sanzô 17/09/2005 19:10