¡Hola!, soy Karlota, Bienvenidos a mi blog. Suelo subir muchas recetas de cocina, aunque tengo muchos otros hobbys: me gusta coleccionar miniaturas y realizar maquetas para mis muñecos, además, soy aficionada a la fotografía. Me gusta coser, dibujar y jugar a los videojuegos. No dudéis en comentar.
Me podéis encontrar en las redes sociales:
Blog:

sábado, 17 de septiembre de 2005

EL bosque de los 100 acres: Winnie y su desgracia

Estamos en el bosque de los 100 acres, y nuestro adorable amigo Winnie el bah (traduccion al español de Winnie the pooh) estaba sentado encima de un tronco hueco que estaba en medio de un claro del bosque rodeado de florecillas. La felicidad que existe en el bosque de los 100 acres no se puede comparar con la de ningun otro lugar del mundo; los pajarillos, los cerezos en flor, las amapolas, las mariposas... todo es felicidad en este precioso paraje.
Un buen dia, por razones desconocidas, los agradables habitantes del bosque se fueron marchando, poco a poco. Un dia se fue Conejo, al dia siguiente Búho y asi sucesivamente hasta que nuestro querido oso se quedó solo en el bosque.
Ahora vemos que está ahi, sentado solo, en su ahuecado tronco. Se lleva las manos a la cabeza y se golpea suavemente como si así fuese a pensar mejor. Pues eso es lo que está haciendo, pensar.
- Piensa, piensa, piensa... - Winnie no paraba de repetirlo mientras se frotaba la cabeza con las manos.

- Piensa, piensa, piensa... - Lo volvía a repetir, mientras se oian unos pasos que se acercaban hasta el tronco ahuecado.

Era Patry, que venia a ver que estaba haciendo nuestro reverenciado osito.

- ¿Que tanto piensas oso marron-ocre? - Le preguntó Patry con intranquilidad.

- Verás - Dijo Winnie con dificultad, ya que es un oso de fieltro - Poco a poco los habitantes del bosque de los 100 acres han ido abandonandolo, y yo me he despedido de ellos justo antes de que se fueran. El problema es... que solo quedo yo, y no se como despedirme de mi mismo. ¿Como puedo despedirme de mi mismo?

Patry miró al oso. El oso la miró a ella. Estuvieron un rato en silencio.

- Yo te despediré - Dijo Patry con enojo - ¡Traedme una escopeta!

Del cielo cayó una escopeta, Patry apuntó a Winnie y lo despidió.- Dedicado a Patry y a su pijama que fue engullido por la taza del water.

No hay comentarios:

Publicar un comentario