¡Hola!, soy Karlota, Bienvenidos a mi blog. Suelo subir muchas recetas de cocina, aunque tengo muchos otros hobbys: me gusta coleccionar miniaturas y realizar maquetas para mis muñecos, además, soy aficionada a la fotografía. Me gusta coser, dibujar y jugar a los videojuegos. No dudéis en comentar.
Me podéis encontrar en las redes sociales:
Blog:

lunes, 7 de abril de 2008

Ami

Hablo mucho de todos los personajes de Hill Valley pero me estaba olvidando de la más importante: Ami.
 Por ello, os voy a hablar de forma más extensa de su vida, sus hobbys, sus amigos y amigas, sus aspiraciones en la vida y todas esas cosas que pueden ser interesantes y que sobre todo ayudan a conocerla mejor.

Ami Coco Foreman nació en Hill Valley hace 16 años, siendo la hija pequeña de la familia. Su niñez fue feliz, era la típica niña traviesa que tiene una caseta en un árbol, una pandilla de amiguitos curiosos, un remolque rojo donde lleva sus pertenencias... Cuando era pequeña Ami llevaba el pelo cortito y con un flequillo recto. Solía ponerse vestiditos cortos o petos, porque perdía los pantalones por el camino. Llevaba ropa cómoda y amplia para poder moverse con facilidad, ya que siempre fue muy ágil.



Su pandilla de amiguitos estaba formada por tres niños, y ella era la única niña, pero daba igual. En su casita del árbol tramaban sus travesuras. Para ellos la casita era un cuartel general, y estaba dotado de todo lo necesario para llevar a cabo sus planes: tenía una escalera, un columpio, sacos de dormir, linternas, un cajón de plástico con tapa donde guardaban las provisiones de supervivencia (patatitas fritas, tarros con salchichas, sandwiches, cereales...), un mapa del barrio hecho por ellos mismos y miles de cosas que ellos protegían como tesoros valiosos.

Los vecinos de los Foreman, los Sanders, estaban hartos de las trastadas de Ami y su pandilla. Desde lanzamientos de pelotas de baseball contra la cabeza de Mr Sanders (no intencionada, no eran tan malos) pasando por encharcar sus flores con la manguera de forma accidental, hasta el humo negro procedente de una barbacoa con carne carbonizada de Ami. Era algo así como Daniel el travieso y el Señor Wilson.

A medida que crecía, el carácter amable y risueño de Ami se fue transformando en su carácter frío y gruñón. No hay ninguna explicación conocida para este hecho. Sencillamente, su carácter se fue volviendo cada vez menos amigable, más hostil y mucho más tosco. Lo de meterse en líos y hacer barbacoas nunca cambiará. Con 12 años Ami comienza a darse a la mala vida. Comienza a fumar y a desaparecer durante largos periodos de tiempo, y pasa su tiempo libre arreglando su coche y haciendo bricolaje en el garaje, algo que continuará haciendo con el paso de los años. Su pandilla de amigos curiosamente sigue siendo la misma, todos han crecido y también tienen un carácter parecido al de ella, pero más amigable (no hay nadie peor que Ami, por eso sus amigos son más majos que ella).

En el instituto Ami es muy popular, es una chica guapa y la gente lo reconoce, pero su popularidad no se debe sólo a éste hecho, de debe también a que por su carácter no pasa desapercibida. Todos le tienen respeto, muchos admiración y algunos, miedo. Siempre lleva a sus tres amigos detrás, formando una pandilla reconocible. Como es tan inteligente salta de curso y acaba estudiando en el mismo curso que su hermano mayor, Jayden.

Ami tiene pocas amigas. Suele relacionarse con chicos y es raro verla en compañía de chicas, como desde siempre su banda de amigos ha estado constituida unicamente por chicos, le resulta más cómodo estar con ellos. Se lleva muy bien con Quinn, y son muy amigas. Obviamente, también hay personas con las que se lleva mal. Ami tiene muchos enemigos, se lleva mal con aquellos que le hacen frente o con personas que le resultan molestas porque si, como por ejemplo Zoey.

Lo que quiere estudiar cuando llegue a la universidad es informática, física y todo lo necesario para hacer inventos tal y como los hace Doc.

Esto solo es el principio, todavía queda mucho por contar de Ami...

No hay comentarios:

Publicar un comentario